sábado, 17 de noviembre de 2012

Niños Celestes





Los Niños celestes

Otra vez la oscuridad de la que somos capaces
El dedo atroz de los mecanismos de la muerte por la muerte
Gritan los niños desde el refugio que han adquirido como vida
Hasta cuando seguiremos matando
Hasta cuando la fragilidad de las carnes quiere ser desterrada
Manoseando nuestra dignidad pobre
Reducidos a las maquinas del eclipse

Cuando muchos alzaremos nuestra garganta y la haremos mano grande
Entre las desmenuzadas aldeas podemos sembrar algo nuevo
Nosotros
Nosotros cuando abandonemos nuestros yo ismos
Nuestros apilados ismos de oscuridades..
Nosotros hemos forjado diferencias, fronteras y colores…


Los niños tienen la mirada
En ellos los silencios de sus dedos acarician siempre
La ternura de su humanidad lo puede todo
Nos dejan en los caminos de los verdes y
Acaso dejan que los tratemos como bobos
Pero están por sobre nuestros nubarrones
Se balancean entre los ángeles
Y al final pronunciaran una palabra
Un beso que dejaran en cualquier tierra
Ya que ellos no hacen diferentes.
Ellos son en Dios y Dios Es en ellos….
Has visto a los niños
Ellos corren en el decir de unos labios frescos
Y pisan el juego de tus emociones..


Corre a verlos en los espejos
Como un decir de los vientos
Esperanza
Manos sueltas que no se pertenecen.

Los niños del silencio trabajan
Cuando su cielo tendría que ser el juego
O se los precipita a la oscuridad
Para que se hagan….


Suaves señores de manos grandes
Reptan por sus manitas limpias
Desprolija su frescura en el charco de la villa.

Has visto a los niños
Los que se te suben a tus lágrimas
Para tener un reposo en su andar sangriento.


Vertidos en la acera posmoderna
Andan sus pequeñas y aun caprichosas acuarelas.

Cuanto para aprender de los niños...


Ale 2012
Dedicado a los niños de gaza y de Israel….

          Aguas.

Transparencia de las memorias en la cuba de los dioses mitológicos de los pueblos.
Encontrándome, encontrándote  en los rostros mojados de aguas fuego.
Aguas inciertas en un cobertizo de sombras que   espejeen el innumerable concierto de los que se buscan.
Solo en los cielos podré encontrar algún decir de estas transparencias. Quizás tus ojos alberguen en el ocre de sus atardeceres una llovizna que tizne mi pobre ausencia.
Aguas de siempre que alojan  las memorias de los pueblos, de sus sangres olvidadas, de tanta música escalonada en sus lluvias.
Alguna vos podrá emocionarnos en la tarde, cuando crepitemos por nuestros orígenes, eso que tanto queremos quebrantar de olvido.

Si no fluimos estamos muertos en los altares de nuestro materialismo fresco, seguiremos mostrándonos, luciéndonos con nuestras caretas de actuación nueva.
Aguas nuevas para el absurdo manotazo de lo que no te cierra, de lo que se enarbola tras los arboles que te desconciertan, porque ellos no se olvidan.
Los arboles no olvidan este olvido de mis niños, es mas los cobijan con sus ramas sin tiempo.

Aguas.
Memorias.
.    Ale 97.

A ese Niño hoy...Siempre
Ahí en ese rio mar donde nacían mis sueños de libertad
 donde los silencios ya eran como un pedazo de esperanza..
Cuando mis incipientes pantalones casi se mojaban
De aguas eternas.
Ya acontecía el misterio, la mirada en lo inasible
El eclipse en mis horas mojadas
Las canoras bicicletas nadando en las aguas eran como suaves viajes en los que me encendía.

Ahí en ese rio cerca e incomprendido
Se daban ya mis pasos en la sola gota
Una barba ya me acompañaba para reírme
Un designio que nunca podre atrapar
El me tiene y me seduce entre las nubes nuevas.


Solemos quedarnos en el dolor de los pantanos
Pero es que estamos hechos en lo eterno
De unas manos que no sabían
De unos puertos que se nos diluían
Entre los marineros lejanos
De esos abismos nacemos de nuevo…

Amo a aquel niño desorientado
A ese faro que nunca enciende
Solo se deja tomar por los amores
Y por algún ave instantánea para hacerlo suyo entre los Pueblos…


Ale marzo 2012-03-12 Gracias Marta

2 comentarios:

balbi lopez dijo...

Nada mas impactante que la incomprensión de un niño que ha llegado a este mundo a pasar por todas las miserias que la mayoría de los adultos nos empeñamos en dejar que sigan pasando.
Los otros adultos eligen el destino de esos niños, su hambre, su pobreza y su muerte.

Gracias por esta entrada

Anónimo dijo...

Poeta tu has visto a esos niños, que se te suben a tus lágrimas y con tu tremendo amor nos los has dicho; mi corazón lloró cuando tus poema he leído...estoy.